LegalTechnology

Consumidor y redes sociales (II): El caso Schrems contra Facebook Ireland Ltd

En una de nuestras entradas publicadas, en particular, la relativa a “La delimitación del concepto de consumidor respecto del uso de las redes sociales“, os transmitíamos las interesantes conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, para el caso Schrems vs Facebook Ireland Ltd. (haz clic aquí para volver a leer la entrada).

El Abogado General reflexionaba sobre la posibilidad de la pérdida de la condición de consumidor, si transcurrido el tiempo, éste hacía un uso profesional del bien o servicio contratado, en este caso una cuenta privada con Facebook.

Recientemente, el día 25 de enero de 2018, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado la sentencia que resuelve este caso. 

La Sentencia Schrems vs Facebook

El Tribunal, en su sentencia, aboga por una interpretación restrictiva del concepto de consumidor, según en el sentido dado por los artículos 15 y 16 del Reglamento Nº 44/2001. Esa interpretación es aplicable en el supuesto de que la finalidad del contrato celebrado entre las partes tenga por objeto un uso que no sea profesional del bien o servicio del que se trate.

Según la Sentencia, “sólo a los contratos celebrados fuera e independientemente de cualquier actividad o finalidad profesional, con el único objetivo de satisfacer las propias necesidades de consumo privado de un individuo, les es de aplicación el régimen específico establecido por dicho Reglamento para la protección del consumidor como parte considerada económicamente más débil, mientras que esta protección no se justifica en el caso de contratos cuyo objeto consiste en una actividad profesional”. 

El Abogado General indicó el sentido del fallo en sus conclusiones

Por ello, el Tribunal opta por una interpretación alineada con lo adelantado por el Abogado General en sus conclusiones para garantizar el derecho del consumidor.

En el asunto Schrems vs Facebook, el Tribunal considera que un usuario de una cuenta privada de Facebook no pierde la condición de «consumidor» en el sentido del artículo 15 del citado Reglamento cuando publica libros, pronuncia conferencias, gestiona sitios web o recauda donaciones.

A continuación, haciendo clic aquí, podéis acceder al enlace de la Sentencia, cuya lectura recomendamos.