Legal

Delimitación del concepto de “consumidor” respecto del uso de redes sociales

Hemos encontrado interesantes las conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el asunto Schrems vs Facebook Ireland Ltd.

En sus conclusiones, el Abogado General analiza el concepto de "consumidor" a la luz del Reglamento nº44/2001 del Consejo, de 22 de diciembre de 2000, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil. En concreto, el Abogado General analiza si la condición de consumidor puede perderse por el transcurso del tiempo, en aquellos casos en los que el inicialmente consumidor, con posterioridad devino profesional de la materia objeto del contrato suscrito. 

En sus conclusiones el Abogado General insiste en la relevancia de consideración inicial del suscriptor del contrato, como consumidor, y los propios fines del contrato, en este caso, la apertura de un perfil en Facebook.

El Abogado General realiza su argumentación en torno a dos tesis, la basada en el enfoque dinámico del tiempo, favorable a la pérdida de la condición de consumidor, y la basada en el enfoque estático del tiempo, contraria a la pérdida de la condición de consumidor. 

El Abogado General considera que no pueden cerrarse las puertas a las consideraciones dinámicas del tiempo para casos excepcionales. No obstante lo anterior, el Abogado General argumenta que debe considerarse que el objeto del contrato y las partes suscriptoras han de permanecer inalteradas sin perjuicio del transcurso del tiempo y el devenir de las partes, pues llegado el caso, si transcurrido 10 años desde la apertura para fines privados de su perfil de Facebook, posteriormente se utilizó para los negocios profesionales del usuario, sin que supusiera una infracción del contrato, no puede verse modificada la condición de consumidor por la de profesional y por ende quedar excluido del concepto recogido en el reglamento mencionado con anterioridad.

El Abogado General concluye asimismo que un consumidor no puede ejercitar, junto con sus propias acciones, las acciones en idéntico sentido que le hayan sido cedidas por otros consumidores domiciliados en otros lugares del mismo Estado miembro, en otros Estados miembros o en Estados no miembros de la Unión Europea. 

A continuación, podéis encontrar el enlace a la página web del Tribunal de Justicia donde aparecen publicadas las conclusiones del Abogado General.